La tanatología, el aprendizaje de vivir bien

Una forma de entender a la tanatología es verla desde el aspecto de la enseñanza o aprendizaje. Pues esta disciplina nos brinda un conocimiento y sabiduría que podamos emplear en muchos ámbitos nuestra vida cotidiana.

De ese modo se busca enseñar a las personas como enfrentar los diferentes sucesos que pueden ocurrir en nuestra vida. Que pueden ocurrir en el momento que menos esperamos y evitan que llevemos una vida feliz.

La superación de un duelo y sus seis etapas

Esa es la premisa principal del curso de tanatología. Nos ayuda a encontrar los aspectos diferentes a los que nos han establecido y mostrado que debemos sentir cuando nos enfrentamos a lo “más trágico” como a una pérdida. Entonces nos da la oportunidad de conocernos y reconocernos ante este tipo de situaciones.

Esto se consigue al ir conociendo todos los aspectos que nos transforman durante un duelo y una pérdida. Ya que es un proceso que nos mantienen sin rumbo en este momento. O incluso nos lleva a tomar otras decisiones sobre lo que queremos en nuestra vida.

Con el curso en tanatología serás capaz de identificar el proceso y las etapas de duelo que viven las personas. Así podrás reconocer tu proceso y en qué etapa del duelo te encuentras o estuviste. Ver más allá de modelo de kübler-ross y adentrarnos a un modelo de duelo más mexicano. Este esta compuesto por seis etapas: el Shock, Tristeza, Enojo, El perdón, Aceptación y Gratitud.

Fortalecer nuestro espíritu para ser felices

Fortalecer nuestra inteligencia emocional y espiritual nos ayudará a enfocarnos en esas decisiones que hemos tomado. De las cuales la gran mayoría del tiempo nos quejamos, renegamos y odiamos. Pues estas decisiones las tomamos en un momento difícil. Desde un ambiente en desequilibrio emocional que nos impedía visualizarlas como lo que no queremos en nuestra vida y que suelen tener un alto impacto y repercuten nuestro futuro.

Para finalizar, con un curso de tanatología se busca hacer consciencia de la previsión en todos sus aspectos, ya que lo único seguro es la muerte, pero antes de todo es la vida; y como querer vivir tu vida y cómo quieres que vivan tus seres queridos es lo más importante. Por lo tanto el tener la previsión económica, legal, emocional, física y un lugar donde descansar a futuro les brinda mejores posibilidades a los seres que seguimos viviendo de vivir de mejor manera la vida.

Entre esta previsión también debe estar presente la que encargará de nosotros o de nuestros seres queridos cuando ocurra lo inevitable, es decir la previsión funeraria. De ese modo podemos evitar causar más dolor a nuestros seres queridos y evitarles también un desequilibrio económico al no dejarles la responsabilidad de hacerse cargo de todo un servicio funerario. Algo que puedes evitar al adquirir un plan de previsión funeraria que deja todo previsto en ese momento de mayor necesidad.

Imágenes: Cortesía Freepik.

Nombre Completo:

Correo electrónico:

Teléfono:

Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *